viernes, 18 de febrero de 2011

Estuve en el Parque y me acordé de ti...

Con esta frase como lema el Parque de las Ciencias de Granada acogió nuestra visita del día 17 de Febrero. Un jueves pasado por agua y frío, todo hay que decirlo, una jornada en la que todos madrugamos para poder acudir a una cita que ya se ha hecho clásica en nuestro Centro.
Una visita fructífera, a mi entender, en la que hemos tenido ocasión de ver cosas verdaderamente asombrosas e increíbles. Muchas me hubiera gustado traérmelas para poder sacarlas en el momento apropiado en mis clases y así poder mostrar, por ejemplo, cómo un esqueleto de ballena se parece extraordinariamente a uno de un murciélago, o cómo es una lava almohadillada producida en una erupción volcánica submarina, o cómo de grandes y bellas pueden ser algunas mariposas...
Dejo un par de malas imágenes aquí a continuación, un pálido reflejo de lo que fue esta visita. Eso y un enlace permanente a la página del Parque (un fallo imperdonable no haberlo hecho antes) y la recomendación de cumplimiento inexcusable de ojear el CD interactivo con que nos obsequiaron a la salida.



1 comentario:

cisbsetenil dijo...

Realmente diferente, gracias Juan.
Jesús López.